Celebran 8vo aniversario CAID- SAN JUAN


San Juan. Todos los Centros de Atención Integral para la Discapacidad (CAID) celebraron este lunes el 8vo. Aniversario de haber iniciado este programa en el país, siendo el primer o en operar el centro de Santo Domingo y años después con el centro de Santiago y San Juan.

En esta ocasión el CAID San Juan celebró con una jornada que inició con una eucaristía oficiada por el Reverendo Santos en la capilla del mismo Centro, seguida de un Desfile militar del personal de seguridad llevando la Bandera Nacional, junto a niños y familias que portaban el banner del CAID.

Acto seguido y ya en el acto formal celebrado en el salón de eventos, el licenciado Rafael Muñoz, encargado de terapia familiar, hablando en nombre del personal terapéutico del Centro dijo que el trabajo terapéutico requiere que la persona tenga gran sensibilidad y sentido humano para trabajar con esos niños, primero por su calidad de niños y luego porque tienen una condición especial, y aseguró que el éxito está en la mancomunidad familia, centro y terapeutas.

Por su parte la doctora Glenny Carela, fisiatra del CAID, hablando en nombre del personal médico expresó que no solo dan un servicio médico sino que trabajan muy de cerca  con la familia, valorando el trabajo conjunto como muy importante para la mejoría del niño. “Es un placer ser parte de la recuperación y de la reinserción de esos niños a la sociedad” enfatizó.

Un momento muy emocionante fue cuando se develó el mural exhibiendo las fotos de las tres familias más comprometidas con el plan terapéutico de sus hijos durante este año, las que fueron declaradas “Familias Ejemplares CAID 2021”. Estas fueron la familia Valdez Segura (hijo José Xaviel), familia De Oleo Ramírez (hijo Samuel) y Segura Diaz (hijo Aaron).

El  Dr. Fausto Martínez, director del Centro, en su discurso central manifestó la emoción que sentía de escuchar los testimonios que tienen las familias en solo tres años de operaciones del CAID en San Juan, mostró además su orgullo por el equipo humano CAID que ha dirigido desde los inicios y que calificó de “1- A” y del que dice “no lo cambiaría por nadie, no solo los médicos y terapeutas, sino a todos. Todos juegan un papel en que nosotros podamos hacer una realidad esos sueños que tenían odas esas familias.

 

Testimonios de las “Familias Ejemplares CAID 2021”

 Maritza Ramírez, madre de Samuel agradeció al CAID, a médicos y terapeutas, al personal administrativo, de seguridad y de conserjería porque con su amor y entrega le hacen la vida mejor a sus hijos y a ellos mismos como padres, aconsejando a los padres, madres y cuidadores a acercarse a las terapias de familia porque ayudan bastante y su familia da testimonio de ello.

La madre del niño Samuel compartió una frase que dice “la mejor manera de educar y concientizar y cambiar poco a poco al mundo, es celebrando la diversidad, el amor y la alegría que nos regalan nuestros hijos, sin importar su condición”.

 

Por su parte, Francisco Segura, padre de Aaron explicó que teniendo su familia que viajar desde Baní a San Juan, en principio hubo muchas dudas por la distancia, tiempo y trabajo, además de que estaban agobiados, abrumados con muchas interrogantes sobre la condición de su hijo y pasando por un momento económico difícil por todos sus ahorros gastados en atención privada.

Asegura que todas sus dudas se disiparon desde su primera visita al CAID, “estas impresionantes y bien cuidadas instalaciones, pero más aún la calidez y atenciones de cada uno de los que integran esta nueva familia para nosotros, que se encargaron de hacernos ver la hermosa oportunidad que teníamos ante nuestros ojos. El CAID vino a ser como un paño de lágrimas en medio de nuestra crisis”.

Explicó que el llegar al CAID las principales preocupaciones que tenían con su niño giraban alrededor del habla, el nivel de atención-concentración, su conducta y desarrollo ocupacional, pero que ya hoy articula palabras completas, ha aumentado su nivel de atención-concentración, ejecuta instrucciones y recoge sus juguetes al finalizar el juego. Así mismo valoró que  el espacio de terapia familiar ha sido de mucho aprendizaje, desahogo, orientación y apertura a la realidad, sabiendo que hay otras realidades mucho más complicadas que las propias. 

“La familia del niño Xaviel hace tres años era una familia triste, por la condición de nuestro niño, pero luego que ha llegado este Centro nos ha cambiado la vida del cielo a la tierra” dijo en su testimonio Rafael López, padre del niño José Xaviel.

José Xaviel, con parálisis cerebral, no podía sostenerse bien ni en brazos, no articulaba ni una palabra a pesar de tener edad para hablar perfectamente, su padre afirma que ahora puede dejarlo sentado en un mueble y puede trasladarlo en su motocicleta sin temor a que se caiga porque sus movimientos involuntarios de han controlado gracias a las terapias.

“Antes teníamos el temor de que mi niño Xaviel se pudiera quedar en la casa sin ninguna función y sin que pueda adquirir ningún tipo de conocimiento. Hoy mi niño está en la escuela y es una maravilla cuando están pasando la lista y puede levantar la mano y decir presente” dijo Rafael con lágrimas por la emoción, sentimiento que contagio a muchas personas en el salón.

 

Publicar un comentario

0 Comentarios