Opinión - Polo Digital 10

miércoles, 17 de febrero de 2016

Opinión


POR VÍCTOR MATEO
Barahona. Si algo hay que tener claro en política, es que una vez pasan las elecciones, las emociones del proceso electoral disminuyen rápidamente. Sin embargo, después del quince de mayo del presente año, no se sabe como quedarán las cosas, pues quien se hace llamar el principal “opositor” ha asumido actitudes peligrosas y las piedras que lanza podrían hacer de él un cadáver político en plena pubertad.

 Para nadie es un secreto que el Partido Revolucionario Moderno (PRM) y su candidato, le han declarado la “guerra” al Gobierno central, no al Partido de la Liberación Dominicana (PLD) como organización política. El candidato representante de la “oposición”, ya sustituyó las diversas comisiones de apoyo de su partido, para él mismo acusar al Estado en su conjunto. Ya nadie habla desde lo económico, ni de lo agropecuario, ni de lo eléctrico. El hombre ha sustituido a todo el mundo en sus funciones.

 Primero fue Leonel, ahora es Danilo. A principios del actual mandato, como una forma de desmeritar los grandes avances que se alcanzaron en los ocho años consecutivos de gobierno del doctor Leonel Fernández, le lanzaron piedras y peñones, puesto que el ex presidente salía con un setenta por ciento de valoración, lo que lo proyectaba como el candidato para el dos mil dieciséis. Aunque la coyuntura varió, que nadie dude de la potencialidad y fortaleza.

 A pesar de la locura que se desató en contra del Presidente del PLD, muchos funcionarios que desde el 16 de agosto de 1996 ocupan funciones, fueron cómplices de la campaña sucia en contra de Fernández. El resultado, todos los sabemos. Ya no es Leonel el blanco, ahora es Danilo. Eso se veía venir, pues el objetivo nunca fue la Fundación Global Democracia y Desarrollo (FUNGLODE), sino otro. Leonel mientras tanto llegaba el tiempo de acabar con Danilo.

 ¿Y después qué? Luego del triunfo arrollador del licenciado Danilo Medina, el próximo  15 de mayo, el PRM se desboronará en mil pedazos, de hecho, ya empezó. Connotados dirigentes están regresando al Partido Revolucionario Dominicano (PRD), porque no se sienten contestes con los fines que persigue "moderno". 

 En fin, si el candidato representante de la “oposición” no se comporta como un verdadero aspirante a la Presidencia, de nada valdrá su juventud, ni su “visión”, porque quienes lo apoyan hoy, lo adversarán de manera feroz a partir del quince de mayo. Que se prepare, porque lo peor está por venir.

No hay comentarios:

Publicar un comentario