A Palmarito le violan el derecho a un ambiente sano, a la salud y a la vida - Polo Digital 10

viernes, 16 de octubre de 2015

A Palmarito le violan el derecho a un ambiente sano, a la salud y a la vida

BARAHONA, República Dominicana.- Vivir en un ambiente sano, libre de contaminación, que no atente contra la salud y la dignidad de las personas, es uno de los derechos fundamentales del ser humano. Por su importancia ese derecho humano fundamental está consagrado en la Constitución de la República.

No obstante, ese derecho les ha sido sistemáticamente violentado a las personas que viven en el sector de Palmarito, ubicado al Oeste del municipio Santa Cruz de Barahona, justamente a la entrada del denominado Cuarto Polo Turístico Ampliado.

Según denunciaron los moradores, durante décadas, producto de las operaciones de la empresa Khoury Industrial, no  sólo se ha hecho daño al ambiente, sino que se ha puesto en riesgo la salud de los que allí habitan. La empresa fabrica bloques para la construcción que vende en el mercado nacional y exporta a otros países, denotando el volumen de producción que debe alcanzar cada día para poder satisfacer la demanda de sus clientes. 
Explicaron que con los niveles de contaminación que se generan, Khoury, ubicado a la entrada de Barahona, violenta la Carta Sustantiva de la Nación, la Ley 64-00, sobre el medio ambiente y los recursos naturales y atenta, de manera directa, contra las vidas de las personas, animales y plantas que allí cohabitan, sin que las autoridades competentes actúen en consecuencia.
Esas operaciones afectan de manera directa a la comunidad de Palmarito, pero no sólo se queda ahí, sino que, también, provoca serios inconvenientes de contaminación en toda la ciudad, debido a que el polvillo generado es transportado por polución a toda la comarca.
Sin embargo, la reacción de la comunidad no ha encontrado el respaldo suficiente de parte del Ministerio de Medio Ambiente, a través de la provincial, de las autoridades municipales ni de la Gobernación Provincial a los fines de presionar para resolver esta grave situación que afecta de manera directa a uno de los barrios más populosos de Barahona y de forma indirecta a toda la ciudad y parte de la Región Enriquillo.
Sobre el particular fueron entrevistados el presidente del Club Cultural y Deportivo Francisco Cuevas (Isaías), del barrio Palmarito, Frank Florián, la Directora del hospital Regional Universitario Jaime Mota Martina Féliz Gómez, el director provincial de Medio Ambiente, ingeniero Luis Piña y el experto en asuntos medio ambientales y defensor de los recursos naturales, Ingeniero Rafael Matos Féliz.
La historia que es parte de un trabajo sustentado por este reportero, los periodistas Emma Pérez, José Corniell y el profesor y abogado Néstor García, como parte del diplomado en Constitución, Constitucionalidad y Comunicación Social que auspicia el TC, UASD, CDP, Centro Barahona y la FCJP.
Se contactó al abogado Manuel Emilio Santana Florián (Manolin), jurídico de Khoury Industrial para coordinar una entrevista con sus ejecutivos, pero no recibimos una respuesta, pese al interés por conocer la reacción de la empresa.
Indiferencia
Desde hace años Palmarito ha venido exigiendo a las autoridades buscarle solución a la problemática que provocan las operaciones de la empresa Khoury industrial, pero no han encontrado eco en las autoridades, quienes no muestran interés en abordar la problemática, según dirigentes comunitarios de Palmarito.
Frank Florián, dijo que la única respuesta que han recibido ha sido la “indiferencia y la complicidad” de las autoridades para encontrar una solución definitiva y que ellos la están planteando: que es el traslado de la empresa a otro lugar donde pueda continuar produciendo, pero sin afectar negativamente el ambiente, la salud y la vida de la gente.
Florián, dijo que debido a la gran contaminación producto de las operaciones de la referida empresa que sufre el barrio Palmarito, muchas personas están aquejadas de diversas enfermedades respiratorias y de la piel.
“Hemos tenido varios casos de defunciones de residentes del sector, producto de la actividad industrial que se realiza en esa empresa, pero las muertes de esas personas no ha sido suficiente para que las autoridades se tomen en serio esa calamidad en la que venimos viviendo y vivimos durante décadas”, dijo el presidente del Club Cultural y Deportivo del sector Palmarito.
La doctora Martina Féliz Gómez, admitió que reciben en las consultas del hospital Regional Universitario Jaime Mota muchos casos de personas aquejadas de problemas respiratorios del sector Palmarito y que intuye que están relacionadas a los problemas de contaminación que se generan por las operaciones industriales de la referida empresa.
La solución
Aunque valora los aportes que hace la empresa Khoury con la prestación de manos de obra a residentes del sector, la comunidad exige el traslado de la empresa, porque, según entiende, es más importante la Vida que unos cuantos empleos que garantiza a los que residen en Palmarito.

En un almuerzo que ofreció la referida empresa a periodistas y comunicadores locales, su propietario Sadhala Khoury, rechazó irse del lugar de donde operan en la actualidad, pedido que consideró ilógico y remoto.
El director  provincial  de  Medio  Ambiente, Luis  Piña,  dijo  que como parte de las acciones que han venido desarrollando frente a Khoury, producto de los pedidos para que sea reubicada en otro lugar, le han notificado para que implemente medidas tendentes a enfrentar los daños, que admite, causan con sus operaciones al referido barrio.
Dijo que basados en informes técnicos comprobaron que la empresa viola la Ley 64-00, con el polvillo y las partículas  emanadas por sus operaciones, el  ruido que  causan  y las  aguas  residuales  vertidas.
En ese sentido, le sugirieron corregir la emisión de polvillo, completar el piso forjado, aplicar agua permanente  en las aéreas  de  entrada y  salida de los  camiones, elevar la  verja perimetral en lugares expuesto al aire, construcción y activación de recolectores de polvo, adquisición de máquinas recolectoras de partículas y mantener un sistema de  riego en el área.
Para la emisión de ruido y la contaminación sónica que provoca, Medio Ambiente recomendó a Khoury ajustar los horarios de sus  operaciones, los cuales  no podrán  pasar de las diez de la noche, pero es muy poco lo que ha hecho en tal sentido, mientas el plazo está próximo a vencerse.
En busca de precedentes respecto a la demanda de que la empresa de Khoury Industrial sea traslada a otro lugar, para que pueda continuar produciendo sin hacer daños al medio ambiente, la salud y la vida de la gente, se hurgó en el tribunal de Barahona, pero sólo encontramos demandas en reparación de daños y perjuicios por casos particulares y de relación tipo laboral.
No se ha incoado acción de amparo colectiva en contra de esa empresa para demandar el cese de la contaminación que produce al sector Palmarito, amenazando directamente la salud y la vida de quienes aún se arriesgan a continuar viviendo en el lugar.
No son suficientes
Para el experto en medio ambiente, ingeniero Rafael Matos Féliz, las medidas sugeridas por la sectorial del Ministerio de Ambiente no son suficientes, toda vez que las partículas en momento de mucha calma se introducen en las viviendas y se esparcen por toda la ciudad.
Matos Féliz, exdirector de la UASD Centro Barahona, durante dos períodos, dijo que eso provoca serios problemas de salud en las personas, ya que se van directamente a los pulmones y con el tiempo se introducen en los alvéolos pulmonares que son los divertículos terminales del árbol bronquial, en los que tiene lugar el intercambio gaseoso entre el aire inhalado y la sangre.
“Con el tiempo eso puede provocar que los alvéolos se llenen de aire y se contraigan provocando que las personas presenten problemas asmáticos, respiratorios, incidencia permanentemente de gripe y eso muy fácilmente puede llevar a quienes están expuestos y expuestas a esta situación a tener un paro respiratorio, es decir, a morir”, observó.
Esta situación provoca mayores consecuencias en niños y niñas, porque, afirmó éstos tienen una baja calidad ambiental por su condición especial, a los cuales puede provocarle una silicosis, es decir, una tuberculosis pulmonar por la absorción de partículas de las que se generan por la actividad de Khoury Industrial.
Para Matos Féliz la única manera de controlar las emisiones de partículas y e
vitar enfermedades en las personas, no solo de la comunidad afectada directamente, que es Palmarito, sino a toda la ciudad, es que la empresa construya un bajo techo y ponga aire acondicionado.

“Esa medida implica que, además de construir el techado para las operaciones industriales, que la empresa ponga aire acondicionado y dote a los empleados de mascarillas para que estos no absorban las partículas”, observó Matos Féliz.
Para el experto y consultor ambiental, de la empresa no hacer eso, se impone, entonces, como exigen los que viven en el sector de Palmarito, que se asuma la imperiosa necesidad de ser trasladada a otro lugar donde sus operaciones no afecten la salud de las personas y que, también, el impacto al ambiental sea mínimo.
Sostuvo que las operaciones de Khoury Industrial durante varias décadas lo que ha dado como resultado es que en el populoso sector de Palmarito se esté construyendo una sociedad de personas enfermas y a medida que pasa el tiempo personas difuntas, por lo que cree que esto debe tomarse con la seriedad y la firmeza que amerita.
“La única manera para evitar afectar a la comunidad, principalmente a los que viven en Palmarito es que ellos hagan el techado, como si se tratara de un estadio bajo techo, poner aire acondicionado, o proporcionarle mascarillas permanentes al sector “porque cómo evitan ellos respirar esas partículas?, se preguntó Matos Feliz”.
Como los dueños y ejecutivos de Khoury Industrial niegan muerte de personas, como alega el sector, aunque no pueden justificar que no provocan contaminación, las organizaciones del sector han solicitado, a través Matos Féliz, que la Comisión Ambiental de la UASD haga un estudio para tener un análisis científico de la situación.
El profesor universitario, dijo que esa institución prometió venir en los próximos días a realizar ese estudio y vendrán con un medidor de partículas para ver el impacto que generan las emisiones de estas y lo negativo que resulta para la salud de las personas y del medio ambiente en sentido general.

No hay comentarios:

Publicar un comentario