Caen los ingresos: el Gobierno frenará el gasto público - Polo Digital 10

miércoles, 18 de noviembre de 2015

Caen los ingresos: el Gobierno frenará el gasto público


Santo Domingo. En el último tramo del año al Gobierno se le ha complicado la situación en término de los ingresos, por la caída neta de RD$4,500 millones, eliminando los excedentes que existían de períodos anteriores, y eso obligará a frenar el gasto hasta ver cómo seguirá evolucionando la situación. 

La advertencia la hizo ayer el director general de Presupuesto, Luis Reyes Santos, entrevistado en el Almuerzo Semanal de Multimedios del Caribe, dejando claro que “eso es lo que manda una ejecución responsable de las finanzas públicas, cuando el horizonte está marcado por un panorama como el descrito”. 

Cuando el funcionario habla de caída en los ingresos se refiere a aquellas que deben llegar por vía del “trípode institucional que conforman la Dirección General de Impuestos Internos (DGII), la Dirección General de Aduanas (DGA) y la Tesorería Nacional” (ésta que recauda una proporción menor que las otras dos).

La DGII es responsable del 80% de los recaudos estatales.

“Nosotros estamos atravesando una situación compleja. Hasta septiembre las recaudaciones acumuladas de esas tres instituciones estaban, aproximadamente, en mil doscientos millones por encima de lo que nosotros habíamos estimado en el presupuesto. En septiembre teníamos previsto que iba a haber una caída por efecto de las recaudaciones que vienen por las exportaciones de oro de la Barrick y también por el tema de los ad-valoren a los combustibles. Eso estaba previsto, pero esa caída fue mayor de lo que nosotros previmos y en estos momentos el Ministerio de Hacienda y la Dirección de Presupuesto están monitoreando muy de cerca el tema del cierre del año”, apuntó Reyes, en una conversación a la que una hora le salió corta.

“Si a usted se le caen los ingresos en el último trimestre del año, donde prácticamente ya está ejecutado el setenta u ochenta por ciento del presupuesto, usted tiene poco margen. Pero dentro de ese margen, lo que la Dirección General de Presupuesto está haciendo es frenando el gasto”, explicó Reyes, poco antes de que el director de elCaribe, Osvaldo Santana (quien dirigió la entrevista) le preguntara si es catedrático universitario.

Y como si se tratara -precisamente- de una cátedra académica el funcionario (economista de profesión) aseguró que se ha corregido una parte de la caída y dijo que confía en que se pueda manejar la situación y cumplir con la meta establecida en la Ley de Gasto, no obstante las presiones que se viven y se seguirán viviendo en las próximas semanas. Calculó que el Gobierno podría cerrar el año 2015 con un déficit del 2.4% del producto interno bruto (PIB), que en términos absolutos significa RD$73,000 millones.

“Estamos haciendo todo el esfuerzo posible a pesar del poco margen que tenemos para cumplir con la ley. Tratamos de mantenernos apegados a la ley. Ese es el techo de gasto, nosotros hemos tratado de romper con esa cultura que tanto nos señalaban los organismos internacionales, de que nosotros no respetábamos los techos de gastos”, indicó Reyes, quien estuvo acompañado por Carlos Martínez, encargado de Estudios Económicos de la Dirección de Presupuesto; Mercedes Carrasco, asesora, y Bernardo Núñez, director de Relaciones Públicas.

“Nosotros no nos permitimos ese tipo de manejo, no solo porque no queremos, sino porque vemos los mercados internacionales, que tienen sometidos a un escrutinio muy en detalle el resultado de las cuentas fiscales”, indicó, refiriéndose al gasto.

¿Y dentro de ese frenazo, quién pagará los platos rotos? Le pregunta Héctor Linares (subdirector de este periódico) a Luis Reyes, partiendo del escenario actual, donde existe mucha inflexibilidad en el pedido de que se mantenga la asignación del 4% del PIB para el sector educativo, y por el pago del servicio de la deuda, con lo que no se puede jugar para que el país no emita una mala señal.

La respuesta fue la siguiente: “Hacemos un estimado de la carga fija, de gastos recurrentes, operacionales. Sacas eso y determina lo que se puede ejecutar. El resto se va a ejecutar en función de los ingresos hasta donde lleguemos”. En el encuentro por parte de elCaribe estuvieron también Héctor Marte, jefe de Redacción de Apertura, y Sandra Guzmán, coordinadora de elCaribe digital.

Luego de explicar cómo se formula cada año el presupuesto y los esfuerzos que implica, enumeró que cada año (en la actual gestión de gobierno) se disponen 500 millones de pesos para ampliar la cartera de apoyo al sector productivo, en este caso la pequeña y mediana empresa y para apoyo a la micro empresa unos RD$300 millones.



 Sostuvo que como parte de un proceso general, cada trimestre se realiza una programación –luego de aprobado el Presupuesto- que abarca todo el año. Se distribuye el gasto aprobado por el Congreso por mes y se establecen metas fiscales trimestrales. Luego se monitorean los ingresos y en función de éstos se va ejecutando y autorizando la ejecución del gasto mediante un sistema de cuota que se pone a las instituciones para que pueda operar. Eso incluye los gastos recurrentes y otros gastos. “Eso se va monitoreando mes tras mes y en función de las desviaciones que podamos identificar respecto a los techos de gastos que nos ha establecido el Congreso Nacional, ahí vamos haciendo los ajustes y los recortes y/o, en algunos casos tenemos situaciones imprevistas que hay que acomodar, como cuando hay un ciclón”, planteó.

Dijo que hay instituciones que tienen prioridad en el Presupuesto Nacional y dentro de ellas citó al Ministerio de Salud Pública. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario