CORRUPCION, IMPUNIDAD, NARCOTRAFICO, HIPOCRESIA, INMORALIDAD Y POLITIQUERIA - Polo Digital 10

martes, 11 de noviembre de 2014

CORRUPCION, IMPUNIDAD, NARCOTRAFICO, HIPOCRESIA, INMORALIDAD Y POLITIQUERIA


Rafael Matos Féliz

CORRUPCION, IMPUNIDAD, NARCOTRAFICO, HIPOCRESIA, INMORALIDAD Y POLITIQUERIA
Volvemos con la continuación de la primera entrega de este tema. Señalamos al final de la primera parte que cuando los partidos dominantes son atrapados por la codicia y los grupos de intereses, se vuelven antinacionales. También, recogimos la sentencia de Voltaire de que los que creen que el dinero lo hace todo, suelen hacer cualquier cosa por dinero.
Pues bien mis amigos, ya me imagino cuántas satanizaciones me han prodigado los que se han sentido señalados por estos extraordinarios principios de la ética social.

No faltarán aquellos que han pretendido ridiculizar mis planteamientos con la “Falacia de Ataque al Hombre”. Yo asumo la máxima de Santiago Ramón y Cajal: ¿No tienes enemigos? ¿Es que jamás dijiste la verdad o jamás amaste la justicia?
Del tema anterior, tocaremos con mayores detalles el aspecto relacionado con los “connotados juristas”, los cuales han presentado una acusación ante la Suprema Corte de Justicia contra el Procurador Domínguez Brito por supuestas violaciones a la Constitución y a varios artículos de la Ley Orgánica del Ministerio Público.


Este grupo de juristas dice ser miembro de una Comisión por el Rescate de la Institucionalidad del Ministerio Publico. Entonces vamos a tomarles a los juristas la palabra empeñada, “están tratando de rescatar la institucionalidad del Ministerio Publico”. Entre ellos se citan a Ramón Pina Acevedo, Carlos Balcácer, Marino Elsevif, Félix Damián Olivares y a Pedro Duarte Canaán.

Yo como profano del Derechoreacciono cuando escuchoa personas que se tildan de ser defensores de la institucionalidad.De inmediato me simpatizan y quisiera conocer más acerca de su historial como defensores de lo institucional. Hice eso y me encontré en buceandoenlaorilla.blogspot.com, con lo siguiente:

Ramón Pina Acevedo. Truculento abogado de las peores causas. Un connotado trujillista que ocupara múltiples posiciones durante la dictadura y en apoyo a las acciones del tirano. Prominente balaguerista quien tuvo el papel de ser el encubridor de Pou Castro en el asesinato de Orlando Martínez.También ha sido defensor de Pepe Goico, de Toño Leña, y de otros. ¡Ay mi madre
Carlos Balcácer: Un narco abogado de moral nublada y ética putrefacta, abogado de Pepe Goico, abogado de la Jueza Cristo Cristo en caso contra Díaz Rúa, abogado de Quirino Paulino, abogado defensor de Florián Feliz, abogado de Francisco Carero Castro en caso intento asesinato de Jordi Veras, abogado de Toño Leña y del sentenciado por lavado "El Chino", abogado defensor de la Jueza Cibelis Martínez imputada en asesinato de Natasha Singh, abogado además de la cuestionada Senadora Sonia Mateo quien es una manifiesta opositoraen la cámara alta contra Francisco Domínguez Brito. ¡Ay el diablo!
Marino Elsevif: defensor de los miembros de la red de Figueroa Agosto.¡Ay San Claralampio defiéndeme de todo mal y peligro!
Félix Damián Olivares: abogado de Faustino Perozo pedido en extradición por EUA por caso Quirino, Abogado de la familia de Quirino y luchó para que se devolvieran los bienes incautados a la familia, también fue Abogado de Adriano Román en intento de asesinato de Jordi Veras donde el ciudadano, jurista y comunicador respetado de Santiago perdió un ojo. ¡Bendita sea la patineta!
Pedro Duarte Canaán: Abogado defensor de Toño Leña, defensor de Winston Rizik, quien se menciona como el mayor capo dominicano y detenido por investigaciones bajo el procurador y quien está además  vinculado a declaraciones que hiciera uno de los reclusos asesinados recientemente en el "intento de fuga" en Najayo, en una grabación se menciona el nombre de Rizik y un Fiscal que trabaja para él y que buscaba asesinar al recluso. Canaán es abogado de la presentadora Angie Agramonte en un caso vinculado al narcotráfico. ¡Ay el diablo!
Los profesionales del Derecho dirán que lasleyes presumen la inocencia de los imputados hasta prueba en contrario. Eso está bien, pero yo estoy esperando y quiero ver a esos mismos abogados defendiendo a los ciudadanos que los acusan de robarse una gallina, o a ciudadanos que les imputan crímenes y hechos por parte de la policía sólo porque son de barrios pobres. ¿No tienen derecho a la defensa?, ¿No se les presume inocencia a estos acusados?  ¿O es que en realidad la presunción de inocencia tiene una condición clasista? El que pueda pagar, y pagar mucho cuarto, sí se presume su inocencia; pero el que no tiene dinero y mucho, que se vaya al carajo. ¿Es así?
Me parece que eso de presunción de inocencia es un buen subterfugio usado por algunos abogados para excluir a muchos de esa presunción y poner en primera fila a otros. Aquí les pido a los que son de esa profesión que perdonen mi ignorancia.

Recordemos que muchos políticos y algunos legisladores se han sumado al coro de frenar que se destape la olla de grillo que significaría dilucidar en los tribunales y en justicia los hechos de corrupción. Se nota una gran preocupación y necesidad de parar esas bainas del Procurador a como dé lugar. Yo pregunto, como tonto que soy, ¿Techos de cristales? ¿Barba en remojo? No lo sé.

Ahora como colofón de esta historieta, con muy malos actores por cierto, se destapa el periodista Marino Zapete diciendo que la supuesta intención de legisladores para interpelar al Dr. Domínguez Brito es una mentira inventada por el comunicador y funcionario del gobierno César Medina, en contubernio con el periodista Miguel Franjul, director del Listín Diario.¡Anda pa´l carajo!
También al filo del inicio de la semana pasada salen otras dos bombas más: 1) que en la OPRET se cometieron anomalías en el manejo de 35 mil millones de pesos durante el 2009 al 2012, según la Cámara de Cuentas y 2) el diputado Hubieres denunciaque entre Industria y Comercio y negocios ilegales opera una mafia de combustibles que desembarca, barcos cargados que no contabiliza la Refinería.
¡Oh el diache! ¿Y hasta dónde es que vamos a llegar?


No hay comentarios:

Publicar un comentario